El memorandum de Montevideo y la protección de las niñas, níños y adolescentes en las redes sociales digitales

 

Por: NELSON REMOLINA ANGARITA. (Aug 14, 2009)

Progresivamente han venido aumentado los casos que evidencian los riesgos y peligros a que se ven expuestas las niñas, los niños y adolescentes que interactúan en las redes sociales digitales.

Estas redes, por sí solas no son el problema, pero, infortunadamente, algunas personas han encontrado en las mismas un escenario perfecto para realizar conductas indebidas.

El acoso sexual “grooming”, el acoso online “ciberbullying”, los chantajes, la pornografía, las amenazas e invasiones de su privacidad están al orden del día. Esta cuestión es muy grave si se tiene en cuenta que millones de niñas, niños y adolescente pasan varias horas del día conectados a internet, intercambiando opiniones, documentos, imágenes, etc a través de las redes sociales digitales. Muchas de ellas y ellos suben a la red contenidos – fotos, videos, etc- sobre ellos, su familia, sus amigos o terceros . Algunos de éstos, los puede condenar en el futuro -por tratarse de fotos o videos en situaciones comprometedoras-  o por lo menos convertirse en un  germen de burlas, discriminaciones, entre otras.

Esta realidad incide en el presente y futuro de nuestras generaciones. Abordar debidamente esta situación no es tarea de poca monta. El Memorandun de Montevideo adopta una serie de recomendaciones acordadas en un seminario de trabajo realizado en Montevideo los dias 27 y 28 de julio de 2009 http://www.iijusticia.org/Memo.htm. Un insumo muy valioso de dicho texto fue el trabajo en equipo y el aporte intelectual de muchos académicos, profesionales y expertos de varios países latinoamericanos (Méjico, Ecuador, Argentina, Colombia, Brasil, Perú y Uruguay), Canadá y España.

Se trata de un documento muy rico en ideas y recomendaciones que deberían ser adoptadas e implementadas por los gobiernos, la industria, las escuelas, colegios, los padres y las madres y la sociedad en general, pues es crucial enfocar nuestros esfuerzos para evitar que la redes sociales digitales se conviertan en un nicho de abusos y otras conducta indebidas.

Muchas cosas importantes prevé el memorandun pero, desde mi punto de vista, destaco el llamado a las entidades internacionales para que explíctamente consideren en sus documentos, directivas, recomendaciones, normas, etc, a LAS NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES COMO SUJETOS ESPECIALMENTE PROTEGIDO POR LAS REGULACIONES SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES. En mi opinión, varias normas fueron concebidas para el tratamiento de los datos de los adultos, olvidando que son las niñas, los niños y adolescentes quienes cada día se exponen más a que sus datos personales sean blanco de usos indebidos. Adicionalmente, dichas  regulaciones están en mora de prever una situación cotidiana como lo es la captura internacional de datos personales, pues se pensó mucho en la transferencia internacional de los mismos pero poco o nada en la recolección internacional de ellos.

Todo, o por lo menos gran parte, puede ser manejado con buena educación que empieza en casa. Es necesario que dediquemos mas tiempo a nuestras hijas e hijos con miras a formarlos adecuadamente para que sepan afrontar los efectos positivos y negativos de las TIC y las redes sociales digitales.